Logo facebook


Casadobe

 Más que arquitectura
Concello Vello

Uso: Administrativo
(actualmente oficina de Rehabilitación)
Tipo: Rehabilitación
Situación: Santiago de Compostela
Superficie construida: 505m²
Superficie útil:
Presupuesto: 237.524€
Cliente: Concello de Santiago
Final obra: 2003
Contratista: Tuconsa SA
Colaboradores: JL. Recuna, C. Brañas, A. Cabanas
Servicios y prestaciones : Proyecto, DO,

Lemas: Rehabilitación, Estructura de Madera, intervención en Conjunto artístico histórico

Situación de partida: Edificio emblemático y protegido, situado en casco histórico de Santiago de C. con dos fachadas a Plaza de Cervantes las otras dos medianeras, caja de escalera de piedra formando núcleo y condicionando edificio con dos estancias a ambos lados. Premisa clara de las 3R’s (Rehabilitar, Restaurar y Reutilizar).

Intervención: Limpieza y acondicionamiento del edificio. Consolidación de la estructura existente con refuerzos en forjados y cubierta. Aseos adecuados en núcleo escalera, Aseo accesible en PB. Intervenciones reconocibles y reversibles. Carpintería nueva y restaurada.

Historia: (Artículo publicado en CIS-Madera)
En el año 2001 el consorcio de Santiago realizó un aula de rehabilitación, en la que el edificio del Concello Vello, fue una de las obras a rehabilitar.

El interés del Concello de Santiago hizo posible su restauración, fijando como criterios de rehabilitación la restauración de todo elemento valorable y el reciclado de todos los materiales que se pudiesen reutilizar.

Así la restauración, debería ser ejemplo de intervención y de respeto, desechando soluciones que pretendiesen rivalizar con la arquitectura que se nos presentaba.

La rehabilitación fue así un ejercicio de aprendizaje y valoración de lo que el tiempo sabiamente fue poniendo, incorporando a los materiales y sistemas de siempre la tecnología y las exigencias actuales.

La tercera Aula de Rehabilitación promovida por el Consorcio de Santiago permitió a uno de sus grupos integrantes, compuesto por los arquitectos Mike Lehmhaus, José L Recuna Cuiña, Ángel Riba Cabanas, el aparejador Cristóbal Brañas Pena y el tutor también arquitecto, Manuel Gallego Jorreto, la rehabilitación del edificio del Concello vello de Santiago de Compostela, edificio emblemático situado en la privilegiada esquina de la praza de Cervantes con la Rúa do Preguntoiro.

El edificio de frente a la plaza de 16 mts. Aprox. y a la rúa de 6 mts., consta de 5 plantas: sótano abovedado, bajo con dos entradas, una por frente, dos plantas y bajo cubierta con fallado en cima de esta última. La superficie construida por planta aprox. es de 75 m2 y la estructuración de las mismas es de 3 dependencias por planta: sala a un lado, en la zona central acceso, con escaleras que son de piedra y núcleo para aseos y sala al otro lado, separadas entre si por muros transversales de piedra. La última planta es continua existiendo una escalera de madera que accede al fallado. Se destaca la existencia de dos lareiras, una en la planta segunda y otra en la bajo cubierta.

Después de 6 meses de conferencias, charlas y aprendizaje con los arquitectos del consorcio, profesores y demás compañeros de curso, que desde ese momento fueron una parte más del grupo, se presentó el proyecto básico. La casualidad, fortuna o el interés de la promotora por la obra hizo posible su ejecución, destacando la ilusión y empuje de los arquitectos compañeros del consorcio, de la concejala Encarna Otero así como del arquitecto municipal Javier Fernández.

Inicio del encargo.

Se realizó con una reunión con Encarna Otero y el arquitecto municipal para fijar criterios , asistió también Angel Panero como supervisor del Consorcio. Allí se nos traslada el sentimiento que debía primar en la rehabilitación, que sería el de las tres erres: Rehabilitar, Restaurar y Reciclar siendo el interés de que la intervención fuese modelo y ejemplo a seguir de futuras intervenciones, anteponiéndose como manera de actuar la reparación a la sustitución. Se nos traslada el presupuesto disponible para la ejecución material, que rondaría los 200.000 €.

Fijadas las premisas del trabajo, completamos la toma de datos incluyendo aquellos aspectos que antes de la compra del inmueble no se pudieron ver, así además de las plantas secciones y alzados, una vez liberados los falsos techos, se midieron todas las vigas y cerchas, levantándose planos detallados de las mismas para posterior evaluación estructural, fijándose en cada caso su capacidad resistente para, de la misma manera, aplicar de forma individualizada las intervenciones requeridas.

En esta fase se refleja también el estado de la fábrica de piedra de las fachadas con apreciación de rotura de sillares y desplomes en parte debidos al empuje de la cubierta y también a la esbeltez de la pared hacia la rúa Preguntoiro. Interiormente también apuntamos importantes desniveles de forjados con variaciones de hasta 7 cm. en apenas dos metros, lo que nos hace prever la nivelación de los mismos, por considerarse este excesivo.

Una de condiciones era la de mantener no sólo el sistema estructural, sino también y en lo posible, la estructura actual esto es: vigas y cerchas, que después de la comprobación una por una, se vio que eran de dimensiones y capacidad resistente insuficiente para las futuras exigencias por lo que se tuvieron que reforzar, haciendo este refuerzo de formas diferentes.

Fueron varios los caminos a seguir:

Aprovechamos las flechas de las vigas para sobreponer piezas de madera, a modo de cuñas, que en el centro de la viga tenían hasta 7 cm. de canto lo que aumentaba considerablemente, al estar unidas de forma solidaria, el canto resistente de la viga, mejorando su capacidad portante.

Otra vía de refuerzo fue, cuando los niveles lo permitieron, el de sobreponer a las vigas totalmente los pontones, que además serían continuos y de madera de eucalipto laminado de gran capacidad mecánica; por encima de los mismos se colocó tablero contrachapado de eucalipto de 15 mm. de espesor, atornillado a los pontones, con lo que se consiguió una mayor rigidez del forjado al asimilarlo a vigas en T, que repartirán mejor las cargas que se van a producir.

Cuando los niveles no permitieron sobreponer los pontones a las vigas, se reforzaron las vigas aumentando su ancho, por medio de vigas de madera de eucalipto laminado, solapadas lateralmente y unidas a la viga con tornillos pasantes y bulldogs, entre ellos que favoreciesen su unión garantizando el trabajo en conjunto,

La utilización de los pontones continuos también valió para atirantar el último tramo superior de la fachada hacia la rúa Preguntoiro tomando como punto fijo el muro transversal de piedra del núcleo de la escalera, fijando a el un durmiente que enlaza con los pontones y para reforzar por el mismo principio de plano rígido y aumento del momento de inercia el plano inclinado de cubierta.

Las cerchas estaban constituidas por simples tijeras a dos aguas que el paso del tiempo fue complicando añadiéndole piezas que reforzaban partes que iban cediendo para finalmente transformar su inclinación en una sola agua.

Aquí, la labor de refuerzo empezó por calcular la verdadera resistencia atendiendo a la dimensión de sus piezas. Se repararon las que parcialmente tenían problemas, dejándose también los refuerzos puntuales que el tiempo fue colocando y que a nosotros nos parecían necesarios y reflejo de la manera de resolver los problemas que con el tiempo fueron apareciendo.

Importante fue la ejecución en la esquina de un aguilón para absorber los empujes de la estructura de cubierta.

Para la solución de los suelos, se parte de los originales de madera en los rellanos de la escalera que son de tablones de madera de castaño, el criterio de restauración fue el de sustituir parcialmente o si fuese necesario totalmente, las piezas defectuosas y limpiar y encerar el resto; la misma solución para las escaleras de madera que van hacia el altillo del bajo cubierta.

En los suelos de los forjados, se parte del tablero de contrachapado que se había dispuesto por encima de los pontones, el suelo elegido fue tarima de eucalipto de 22 mm., que se clavó directamente al tablero (sin rastrel) disponiendo para reducir los ruidos de impacto y de pisadas paneles de 6 mm. de espesor de Happy Steep, de GUTEX, a modo de fompex, con la particularidad de que este permite la difusión del vapor, al estar hecho con fibras de madera además recicladas. Es de particular interés el dejar juntas holgadas de movimiento en los extremos a fin de que cuando se mueva la tarima no empuje a los muros creando problemas indeseados y peligrosos.

Para Los suelos del sótano se eligió entarimado enrrastrelado de tablón de madera tratada con sales cúpricas sin cepillar, dejando juntas de 1 cm. aprox. ya que existe suelo de tierra con su consiguiente humedad que convenía se facilitase su ventilación. Se conseguía con la madera, además, una sensación más confortable aumentando las posibilidades del uso de la sala.
En el altillo del bajo cubierta, aprovechando los tirantes de las cerchas como soporte y entre ellos, se dispusieron pontones a 1 cm. aprox. de separación entre si. Creando una pasarela transitable para archivo/ almacén.

Los demás suelos: el de la escalera de piedra, se dejó como estaba , aceptando los rellenos de mortero de los peldaños, que el tiempo fue poniendo, para corregir roturas, y el de los cuartos de aseo del núcleo de escaleras, se resolvieron con relleno de mortero y resina epoxi.

Para los aislamientos de toda la obra, quisimos que tuviesen la particularidad de que facilitasen la difusión de vapor y que estuviesen realizados con materiales ecológicos y reciclables, se escogieron generalmente de la casa GUTEX, en diferentes tipos y en el interior del bajo cubierta placas de lana de roca y fibra de madera de HERAKLIT. Con acabado pintado
Por debajo de los forjados entre el tablero superior y el entablado inferior con separación de tablas de 1cm. aprox. se colocó lana de roca para favorecer la absorción acústica. Los aislantes se complementaron con láminas también difusoras de vapor también ecológicas de la casa PROCLIMA conseguir los requerimientos deseados en cada caso.

Las paredes se distinguieron de dos tipos, enfoscadas y paneladas; las primeras, serían enfoscadas con tres manos de mortero de cal ó simplemente encintadas para posterior pintado. Las segundas, son consecuencia de la necesidad de pasar el grueso de instalaciones (electricidad, iluminación, voz y datos calefacción y fontanería), así como de dar soporte a futuras piezas de estanterías, también por su sistema constructivo, realizado con entablado de madera tratada sin cepillar y separada entre si aprox. 1 cm.

Dicho entablado favorecerá la difracción de las ondas sonoras, mejorando las condiciones acústicas de las salas.
Se ejecutó interiormente sólo un tabique, el del aseo de la planta baja, que se realizó con entramado de madera con tablero contrachapado para pintar, por el interior del aseo y entablado de madera sin cepillar y de diferentes anchos, en su lado opuesto, también para pintar.

La cubierta se construye según la antigua separación de funciones. Por un lado existirá al exterior la piel impermeable, cobertura de teja cerámica curva, que se apoya en doble rastrel de madera, para permitir una ventilación de su intradós que elimine condensaciones y disipe el calor de verano, para lo que se dejaron aberturas en la parte inferior del faldón, en los aleros, para que permita la entrada del aire frío dejando en la parte superior y en torno al tornachuvias, existente en el muro de piedra medianero, una abertura suficiente para que salga el aire caliente,

Con este sistema tan antiguo como olvidado, se solucionan los problemas de condensación el intradós de la cubierta y sobre todo del sobrecalentamiento del bajo cubierta permitiendo su uso.


Para garantizar la impermeabilidad del sistema, se colocó debajo del rastrel un tablero de fibra de madera alquitranada y machihembrado por los cuatro lados llamado multiplex-b (GUTEX) de 22 mm. uniéndose las limas con cinta adhesiva bituminada y con aluminio y los encuentros entre tablero y chimenea y tablero y muro superior medianero, con telas asfálticas. Vendría a sustituir a las planchas onduladas de fibrocemento tan extendidas en el uso, mejorando con la solución descrita las características de la cubierta añadiendo la condición de material ecológico que facilita la difusión del vapor, importante condición para la cubierta.

Estos tableros están directamente clavados a un entablado de madera de pino cuperizado con juntas de varios milímetros entre si, para facilitar el paso del vapor. Este entablado no era estrictamente necesario, pero se optó su colocación para facilitar la movilidad por la cubierta durante el montaje. Este entablado se clava sobre los pontones de madera de eucalipto laminado de 7 x 10 cm. que a su vez se apoyan sobre las cerchas existentes restauradas.

Entre los pontones se colocó el aislamiento consistente en paneles mixto de lana de roca y viruta de madera de la casa Heraclith. Interiormente la cubierta y todas las partes de madera, se pintaron con pintura tipo lasur del mismo color RAL 9002, unificando así el conjunto. Las paredes enfoscadas se pintaron con pintura al silicato de color blanco.

En el nuevo espacio bajo cubierta, aparece entre cerchas y a la altura de los tirantes, algunos de los pontones existentes que soportaban el fallado dejándose unos cuantos para que no se suprimiese la nueva sensación de espacio ganado a doble altura.

Las carpinterías, después de evaluación se decidió la sustitución de las del exterior por unas nuevas que serían de igual sistema que las anteriores, es decir con hoja y cristal sencillo, apertura al exterior y con marco formado por el rebaje en la piedra. Se reguló alguna partición de cristales.

Para posterior fase se dejó el estudio y ejecución de doble ventana interior

En la planta baja se realizaron de nuevo trazado debido a los nuevos requerimientos de cada sala, por lo que aprovechando la circunstancia se le dotaron de doble cristal aislante. Los tragaluces del sótano se realizaron con celosía de madera que permitiese la libre circulación del aire.

La madera elegida para toda la carpintería exterior fue el cedro, en lugar del castaño, por su reducido peso y buena estabilidad.
Las carpinterías interiores, puertas y contras, se recuperaron en general, reparando casi su totalidad.

Capitulo aparte pero destacable es la exigencia que se le quiso dotar a los diferentes materiales en la restauración de la obra del Concello vello de Santiago de Compostela : que permitiesen la difusión del vapor, funcionando igual que la piel del cuerpo humano, que estuviesen realizados de manera ecológica y que preferiblemente estuviesen hechos con materiales reciclados ó reciclables, aportando con dichas soluciones también modernidad y sentido cívico a la obra tan necesario para salvaguardar los recursos del esquilmado planeta en que vivimos.

Fdo.: José L. Recuna Cuiña y Mike Lehmhaus

 

fotos Concello Vello

Alemania
Galicia | España